Share This Post

Pareja / Relaciones

Una relación perfecta es cuando dos personas imperfectas se niegan a rendirse la una a la otra

Una relación perfecta es cuando dos personas imperfectas se niegan a rendirse la una a la otra

En definitiva, no hay relación perfecta. Eso sería un tanto aburrido, ¿no crees? Toda relación es compleja y desafiante porque las circunstancias hacen que o bien vaya creciendo, o muriendo. Se necesitan dos individuos emocionalmente fuertes y maduros para superar cualquier dificultad que surja en el camino.

Se necesitan dos almas que nunca se rendirían en batallar para crecer en su relación. Esa es la relación perfecta.

En sí, las relaciones nunca podrían ser perfectas porque nada en la vida es tan fácil de obtener y las relaciones… menos. Cuando se ama a alguien, debemos estar dispuestos a luchar por ese amor, a construir un vínculo fuerte. Sin poner excusas, sin hacer suposiciones, solo con amor.

Las relaciones más fuertes lo son porque ambos involucrados son fuertes por sí mismos y buscan siempre resolver cualquier problema en vez de infligir daño al otro. Saben que la mejor solución viene por la forma en que se enfrente el problema, viene desde adentro, de abrirse y sincerarse, de ser honestos y aprender de los errores.

Todos debemos acceder a una relación con una dosis de realismo. Estar conscientes de que estar en pareja no es todo sol y flores, saber que vendrán retos y que deben conocerse y crecer mientras se superan esos retos. Una relación requiere trabajo constante y voluntad de ambas partes para mantenerse fuertes y soportar cualquier tipo de dificultad que llegue inevitablemente, porque sí, las dificultades siempre llegan.

Una vez que se supere un tiempo difícil, una situación amarga, un malentendido, entonces la relación se fortalecerá.

La razón principal por la que las relaciones pueden ser tan difíciles, aun cuando estas al lado de tu alma gemela, es que nosotros, los seres humanos, somos criaturas muy complejas y muchas veces, resulta difícil comprendernos y tratar con nosotros mismos. Todos somos diferentes en muchas formas, crecemos con valores, creencias, perspectivas diferentes. Sí, tenemos defectos y estamos muy lejos de la perfección, pero no significa que no haya belleza en la imperfección.

Lo más hermoso es ver cómo dos personas imperfectas trabajan duro y hacen todo lo posible para tener su amor perfecto. Luchan con todas sus fuerzas para permanecer juntos, crecer juntos, experimentar juntos y construir toda una vida, juntos. Es toda una obra de arte ver cómo se escogen y hacen todo lo posible por demostrar que fue la mejor decisión.

Y eso es precisamente lo que hace que una relación de pareja sea interesante, el hecho de que esté en constante crecimiento y aprendizaje. Cuando dos individuos perfectamente defectuosos están dispuestos a abandonar su sentido de egoísmo e individualismo para remplazarlo por desinterés y crecimiento compartido es perfecto. Cuando pueden comprometerse, cuando dicen “Lo siento”.

Se hacen una relación perfecta cuando ambos toman la decisión de permanecer juntos sin importar qué.

Después de todo, las imperfecciones se hacen transparentes cuando ambos comparten un verdadero amor y entusiasmo por una vida plena juntos. Quien está verdaderamente enamorado, ama profunda y enteramente. Sin reservas. Y las imperfecciones son lo que hace que el amor sea perfecto.


Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ir a la barra de herramientas