Share This Post

Animales / Tendencias

Perro se cae en un canal y se ahoga, pero un grupo de delfines sale al rescate

Perro se cae en un canal y se ahoga, pero un grupo de delfines sale al rescate

Los delfines se caracterizan por ser de las especies de animales más inteligentes, tienen la capacidad en parte de analizar. El tamaño de su cerebro es grande y su corteza cerebral está muy desarrollada en comparación con el promedio de los mamíferos. Los delfines son animales sociales que viven en grupos familiares y tienen grandes diferencias con otros animales respecto a su aparato sensorial, los modos de respuesta y la naturaleza de su cognición.

Son capaces de establecer fuertes lazos sociales y hasta se ayudan unos a otros cuando están heridos o enfermos. Por ello son animales que pueden sorprendernos cuando tienen acciones un tanto humanas.

Es bien sabido que estos animales tienden a imitar actitudes humanas, tienen la habilidad de resolver problemas complejos buscando una solución viable y tienen reacciones positivas al ver imágenes en movimiento como un televisor, demostrando así su increíble inteligencia. Incluso se cree que estos animales se asignan nombres entre sí y se identifican por silbatos personalizados.

En un experimento realizado por Diana Reiss y Lori Marino se comprobó que los delfines son conscientes de sí mismos y demuestran empatía hacia los humanos y otros animales cuando perciben que necesitan ayuda.

 

Y eso quedó demostrado en esta historia. En este caso estuvo involucrado un Doberman de 11 años de edad llamado Turbo. En sus actividades diarias se cayó de una pared que estaba entre la casa donde vivía y un canal en Marco Island, Florida. Quedó atrapado en el agua sin posibilidad de salir y sin nadie que le ayudara.

La dueña del perro, Cindy Burnett no estaba en casa cuando esto sucedió. Al volver notó que el perro no estaba y salió a buscarlo. Turbo había quedado en una posición terrible entre un banco de arena que era muy alto y que era imposible escalar. Por tal motivo quedó en el agua por al menos 15 horas, esforzando al máximo sus músculos para mantenerse a flote.

Por fortuna, la ayuda estaba cerca. Un grupo de delfines se dio cuenta de que el perro estaba exhausto y nadaba por todo el lugar tratando de hacer el mayor ruido posible para recibir ayuda. Los chillidos del animal alarmaron a los vecinos pero no sabían de dónde provenía el sonido hasta que vieron a Turbo en el canal rodeado de delfines.

Alguien alertó a los bomberos para que ayudaran al animal y lo sacaran del agua. Sin embargo, sus nuevos amigos delfines lo mantuvieron a salvo mientras estuviera en el agua hasta que lo pudieran sacar.

Ya en tierra el pobre temblaba y se notaba angustiado y muy agotado. Había sufrido algunos rasguños y cortes en sus extremidades, pero estaba bien. Finalmente volvía con su dueña, quien en adelante debía estar más pendiente de no dejar las puertas abiertas.

Los bomberos, vecinos y su dueña reconocieron la ayuda de los delfines. De no ser por ellos, tal vez Turbo no hubiese podido resistir más.


Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ir a la barra de herramientas