Share This Post

Mujer / Relaciones

Nunca permitas que un hombre te trate mal cuando existen miles que se mueren por verte sonreír

Nunca permitas que un hombre te trate mal cuando existen miles que se mueren por verte sonreír

Conformarte con un hombre que te maltrata física o emocionalmente es la peor decisión que puedes tomar. Lo peor es que puede que no lo comprendas si han estado jugando mentalmente contigo, pues eso significa que te tienen manipulada emocionalmente para que tengas miedo. Pero debes abrir tu mente, ser más fuerte de lo que creías ser para comprender que el hombre que te trata mal no te merece, jamás.

Muchas mujeres se niegan a abandonar a sus parejas abusivas porque creen que nadie más en el mundo las querrá y allí está el problema. No te das cuenta porque estás cegada, pero hay muchos hombres afuera que se mueren por conocerte, que aspiran a una mujer bondadosa y maravillosa como tú para hacerte sonreír, para darte todo lo que mereces. Esa persona ideal sí existe y no solo lo podrías ver en un hombre si no en muchos porque es que cualquier hombre que no tenga en sus estrategias la manipulación y el mal trato es mejor mil veces.

Sin embargo, debes aprender a pasar de la idea de un hombre en tu vida solo para ser feliz. Hay muchas personas realmente buenas en este mundo que no te harían daño, pero tampoco puedes condicionar tu felicidad a la presencia de un hombre en tu vida.

Cada persona es un mundo con una personalidad distintiva, no puedes creer que no habrá quien encaje con tu forma de amar, con tus deseos sobre la pareja ideal. Hay miles allá afuera esperando por ti, pero si no dejas ir a la persona incorrecta jamás podrás encontrar a la persona correcta para ti.

Si permites que un hombre te trate mal le cedes el poder de controlar tu vida. Por favor, ya no lo hagas, no lo permitas más. Tú debes tener el control de tu vida, tú debes decidir por ti misma y sin influencia ni manipulación decidir lo que es mejor para ti. ¡Abre los ojos! Cada vez que le cedes tu voluntad a otra persona te pierdes a ti misma en el trayecto. Incluso tus deseos personales se acaban, se desvanecen. Olvidas todo lo bueno que querías para tu vida porque te sientes enjaulada.

Le permites a alguien más que te mantenga cautiva porque no tienes las agallas de negarte. Tú tienes la fortaleza para salir de ello, tienes la voz para gritar y decir, ¡ya basta! Sé que a veces es difícil y te da miedo perder más de lo que ya has perdido, pero debes ver el daño que te haces a ti misma.

Y si el temor es más grande que tu voluntad para enfrentarlo, no temas en pedir ayuda. Grita para que te escuchen y díselo a alguien más. A veces no tenemos la fuerza suficiente para salir de ello por sí solos, pero recuerda que siempre habrá personas que te amen a tu alrededor. Esas mismas que tú te encargaste de alejar para satisfacer a ese hombre. Pero recuerda esto, esas personas nunca te han dejado de amar y si los necesitas, te van a ayudar.

No permitas más que el hombre que tienes a tu lado te trate mal cuando de hecho, existen miles que se mueren por poner una sonrisa en tu rostro y hacerte feliz.


Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ir a la barra de herramientas