Share This Post

Mujer

Mujer, no desistas, mantente fuerte

Mujer, no desistas, mantente fuerte

La vida te pondrá muchos obstáculos, pero no porque esté ensañada contigo, sino porque son necesarios para crecer. A algunas personas les llegan pruebas más difíciles que a otras, pero todos pelean sus propias batallas. Cada quien tiene una lucha interna de la que los demás no tienen idea. Cada batalla que peleas será a futuro una lección aprendida, no te rindas.

La vida es hermosa, solo tienes que aprender cuáles son los colores de ella que te hacen feliz.

En la búsqueda de la felicidad vamos probando y aventurando, conocemos personas, nos arriesgamos, confiamos, nos rompen el corazón, nos hacen caer, nos levantamos y repetimos, y así hasta que somos lo suficientemente maduros para comprender nuestro propio valor, desarrollar el amor propio y aferrarnos a no conformarnos con menos de lo que merecemos.

La vida está para aprender sobre ti misma, para descubrirte y conocer lo que te gusta y lo que te disgusta. No te rindas ante la primera caída, la vida es lucha tras lucha, pero una vez que aprendes a ser feliz en el camino y no a buscarla en algún destino, cada día de tu vida será majestuoso.

Cada caída te enseña una nueva forma de levantarte; además, cuando estás en lo más bajo, tienes una perspectiva diferente sobre lo que está en lo más alto, te enseña a valorar mejor los logros, y lo que ya tienes. Te vuelves más agradecida con todo lo que tienes en la vida y eventualmente incluso agradeces por las situaciones difíciles. Todo tiene un propósito.

Ante las adversidades, resiste. Mantente fuerte porque el horizonte es prometedor.

Siéntete orgullosa de tener esa capacidad, muchas mujeres no pueden soportar el peso de sus problemas, de sus dolencias, de sus decepciones. Pero tú eres una mujer maravillosa, que sabe lo que vale y que está dispuesta a luchar por lo que es correcto, ¿o no es así? Yo sé que sí, tú eres increíble, tu experiencia de vida te ha demostrado lo dura que puede ser, pero también te muestra que después de una enorme tempestad el paisaje es maravilloso.

Después de la lección disfrutas más de cada experiencia porque estás más preparada. Así que no te rindas, porque lo mejor está por venir. Te espera y tú debes abrazar con amor cada piedra en el camino. No veas las dificultades como amenazas sino como debilidades que puedes transformar en oportunidades de crecimiento.

Insistir, resistir pero nunca desistir.

Mira todo lo que has logrado, ¿te falta mucho por hacer? Pues ponte a trabajar en ello y que las pausas no te hagan abandonar tus ideales. Tú tienes el control sobre todas las cosas en tu vida, tú decides entre diferentes opciones en la vida, qué profesión tener, qué persona amar, que estilo de vida llevar, qué objetivos tener. Todo depende de ti.

Cuando te sientas acorralada, que no puedes hacer nada para zafarte de una persona complicada o una situación difícil, recuerda bien que tú tienes el control, tú decides cómo eso te puede afectar y cómo enfrentarlo para solucionarlo. Cuando sientas que no puedes tú sola, entonces pide ayuda, pero no te rindas, no cedas el poder de tu vida a otra persona o a las circunstancias. Aférrate a la lucha. Jamás te permitas perderte a ti misma.

De verdad, mis respetos a esas mujeres que no se han sentido como ellas últimamente, pero se levantan todos los días y se niegan a renunciar.


Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ir a la barra de herramientas