Reflexión

Tus hijos no se van, la vida se los lleva…

Los hijos son el ejemplo de verdadero amor, si creías que lo dabas todo por alguien, al tener un pequeño el amor que sientes no se compara con nada ni nadie más. Todo cambia, tu vida se centra en algo más importante. Pero una vez que los hijos van creciendo poco a poco se van despegando de ti, y ese proceso puede ser doloroso. Lo primero que deseas para tus hijos es que sean felices, que gocen de buena salud, que logren sus metas y que se conviertan en personas de bien. Pero todo eso lo puedes influenciar desde pequeños con su educación, con el buen trato, con el amor y el afecto. Te apegas tanto a tus hijos que temes por su seguridad cuando se empiezan a alejar de ti, por ello hay tantos padres sobreprotectores que no permiten que sus hijos estén ni un segundo sin supervisión. Pero a ver,...

El hombre que abandona a su familia, por otra mujer, termina arrepintiéndose

Después que la decisión se ha tomado, el arrepentimiento puede arremeter contra ti. Las circunstancias te hacen meditar mejor sobre lo que hiciste y todo parece indicar que haber abandonado tu hogar y haber dejado a tu familia no fue lo mejor. Después de haber trabajado tan duro para construir esa relación y esa familia, después de haber amado tanto, haber creado y criado a tus hijos, haber luchado por que todo funcionara y haber amado mucho a tu mujer, llega un momento en que te cansas o sientes que quieres rendirte. No se trata de rechazo hacia tu familia ni de negación sobre lo que han hecho juntos, es simplemente una etapa, un agotamiento temporal. Para entonces, intentas liberarte un poco de las responsabilidades, quieres mitigar ese cansancio, pero nada de eso significa que no ames e...

Parábola budista que te enseña a ignorar a ciertas persona para ser feliz

Para todos es importante tener relaciones interpersonales. La conexión que creamos con otros seres humanos nos ayuda a crecer emocionalmente. Además, nos producen satisfacción y felicidad. Solo que tienes que tomar en cuenta algo muy importante: debes tener sumo cuidado con esas personas que dejas entrar en tu vida, porque no todas te tienen aprecio y definitivamente, no todas te generan satisfacción y felicidad. Todas las situaciones en las que las emociones reinan son muy maleables, pueden hacerte bien como pueden hacerte mucho mal. Así que, la clave para ser feliz no está en hacer incontables amistades sino en evitar e ignorar palabras, actitudes y comportamientos de personas dañinas o tóxicas que solo quieren quebrarte. Bajo estas circunstancias, ignorar no es algo que hagas para mante...

Ir a la barra de herramientas